Memorando Memorando Logo

6 actividades diarias que mejoran tu memoria

escrito el ·
Consejos

El cerebro, al igual que cualquier músculo, también necesita ser ejercitado. Tener una mente sana y una memoria capaz de recordar hasta el último detalle de tu infancia, los cumpleaños de toda tu lista de contactos o simplemente, tus labores diarias; sólo depende de ti.

En Memorando hemos recopilado algunos hábitos y actividades saludables, que puedes realizar en tu día a día, para que en un futuro puedas gozar de una memoria y unos recuerdos privilegiados.

Las claves para una buena memoria están en tu día a día

1. Come bien: llevar una dieta sana y equilibrada es imprescindible para mantener nuestra mente activa y potenciar las funciones del cerebro. Alimentos como la zanahoria, espinacas, los frutos secos, los arándanos y el pescado azul, entre otros; ayudan a fortalecer tu memoria.

2. Lee un libro: jamás escatimes el poder de la lectura. Mientras leemos, estimulamos la actividad cerebral, además se potencia la capacidad de aprendizaje y, por tanto, retrasamos y prevenimos la pérdida de memoria. Un hábito sano y muy divertido, que debemos inculcar de mayores a pequeños.

3. Alivia tensiones: el estrés del día a día y la ansiedad afectan de manera negativa a nuestro cerebro, alterando las capacidades cognitivas y favoreciendo la pérdida de memoria. Es por eso que los expertos recomiendan practicar deportes que alivien la tensión y despejen nuestra cabeza de problemas y pensamientos. El yoga, pilates, taichi o la meditación, son algunas de las actividades diarias que ayudan a nuestra memoria.

4. Haz crucigramas: no sólo los crucigramas ayudan a estimular tu mente, también los sudokus, sopas de letras, juegos de mesa… son una excelente forma de mejorar nuestra memoria. Durante estos ejercicios, se mantienen activas las neuronas en el cerebro y se favorece la concentración.

5. Realiza deporte: como bien sabemos, el deporte es bueno para absolutamente todo, también para nuestro cerebro. Realizar ejercicio físico ayuda a la creación de más células y conexiones cerebrales, así como una gran capacidad para aprender cosas nuevas. Aquellos ejercicios coreográficos que se basan en repeticiones, como pueden ser el baile, son la mejor opción.

6. Aprende algo nuevo: un idioma, un instrumento, una nueva receta… el hecho de aprender algo nuevo es una de las mejores técnicas que existen para el entrenamiento intelectual. Mejora nuestra atención y nuestras habilidades cognitivas, así como nuestra memoria. ¡Es vital mantenerse activo mentalmente!

Content Manager

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *